IMG_4682

Los martillos tocan mudos ante la ausencia de cuerdas que golpear.